CÉDULA DE HABITABILIDAD

La cédula de habitabilidad es el documento que acredita que una vivienda, local u otro edificio destinado a albergar personas, reúna las condiciones mínimas de medidas, higiene y de instalaciones adecuadas para su función.

No es posible contratar los servicios de agua, electricidad, gas, teléfono y alcantarillado si el edificio, vivienda o local no dispone de cédula de habitabilidad en vigor.

Tipo de Cédulas de habitabilidad:

Primera ocupación: para las viviendas de nueva planta, o cuando se haga una ampliación, cambio de uso o se hagan obras que afecten a la superficie útil en más de un 60 % en una vivienda antigua.

Renovación: cuando la cédula ha caducado o extraviado y no se da ninguna de las circunstancias para pedir una de primera ocupación.

Carencia: para los edificios finalizados antes del 1 de marzo de 1987, y que no dispongan de ninguna de las cédulas anteriores.

Caducidad de las cédulas: Las cédulas de habitabilidad caducan a los 10 años